Mundo Butterfly

@mundo_butterfly

sábado, 24 de abril de 2021

Cuarentena Bye Love

 Cuarentena Bye Love

La idea de cuarentena parecía una situación bajo control, con un café, sentados frente a la pantalla. Desde el quince de marzo, el Perú se declara en alerta sanitaria...Vizcarra, el que mintió. 

Él y yo cambiamos y la vida de mi mascota fue perdiendo los sentidos.

N2 apagó el televisor y se durmió. Ese domingo habíamos hecho la cola más kilométrica de nuestras vidas. Entonces, comenzamos a apagarnos.

Al día treinta de pandemia, N2 y yo nos volvimos extraños. Las noticias nos distanciaron por las noches. Y por las mañanas, mi mesa se volvió un laberinto de informes con migas. Reportes en bata y cafés. Entonces, N2 se quedó sin trabajo. En veinticinco metros cuadrados, día y noche, ¡qué cosa podía salvarnos! Descifré sus rodeos. Con la mirada baja, se dio la media vuelta para vivir con su madre. ¡Perfecto, bye! El café durará más.

Tras setenta y cinco días, la cuarentena me enfrentó en mascarillas y soledad. Nunca fue para mí el matrimonio y menos a metro y medio de distancia. Así funciona mejor.

Un virus me abrió los ojos y comenzar a sentir que el amor eran sus patitas despertándome. Su olfato dándome protección, entre tantas estadísticas de vidas perdidas. 

Pero el tiempo de tu mascota es exacto, incondicional. A mis pies, podría encarar las pérdidas. Luego sonó el teléfono y supe que por la edad de mis tíos, no pudieron resistir al virus. A los días tocó acostarlo con un beso para siempre. En cuarentena, tu respirar me hizo muy feliz. Blacky, my real love.


Sobre la película Boyhood

Cuando vi Boyhood, me dejó esa sensación de la fragmentación del tiempo. Día a día se vive inmerso en un mundo propio que, a la vez transcu...