Mundo Butterfly

@mundo_butterfly

jueves, 18 de julio de 2019

Pensamientos sobre un gran señor

Nadie está completamente solo en esta vida. Cuando él más necesitó de alguien, apareció la ausencia. Él alcanzó a decirle: "Auxilio, me estoy muriendo" y a pesar de los años que nunca lo vió, milagrosamente estuvo ahí.
En las emergencias no pensamos, y tal vez, lo último que pensamos es en dar el último adiós. A veces ni alcanzamos a darlo.

Para mí, fue una "mañana cualquiera", tal vez de los mismos malos tratos. La lentitud de mis pasos, estaba acelerando los pensamientos.

En ningún momento sentí que el miedo estaba cerca. Lo que más necesitaba era concentrarme. Dar ese puto examen y atender, a la mañana siguiente, su mirada cansada, su silencio eterno. Lo complejo, es que ese momento inventado nunca llegó. A la media hora de no verlo, suena una llamada rara.

Yo pensé: un malestar más. Solo una interrupción para ya no poder seguir estudiando.

No sé si corrí, después de cortar; pero mi sentido común me dijo: "necesitarás dinero", ese que guardaste en el cofre para las alertas y ¡toma un taxi!, algo que no hago, que no me gusta.

Después de lo vivido, siento que hay un santo que acompaña cuando todo está perdido, y sí, él lo estaba. La presión, los disparos del corazón, el baile alterado de su colesterol y unos riñones hartos de seguir luchando.

Se llora aún más cuando más horas pasan. Llegó el día siguiente, a las ocho y treinta, de aquel sábado. El momento exacto en que solía tener el desayuno listo.
Yo sabía que la llamada era definitiva. Horas previas, cuando aún todo estaba oscuro por la madrugada, me cubrió con una manta, lo sentí, no quiso molestarme más. Esta vez se había resentido para descansar.

Un deceso no lo pones en tu agenda, pero es lo único que manda a la mierda lo que tenías apuntado ahí. Yo desperté ese domingo y sabía que él seguiría durmiendo eternamente. Casi desdoblada fui como otros veinte mil a dar examen, pero aún así, no fue un momento para las buenas noticias y nada me lo permitió.

No hay mejor final, saber que a las ocho de la noche de ese domingo, no aprobar. Sin embargo, cada día trato de pensar en él siendo su imagen, tan fuerte como su nombre.

#AquiEstoyFamilia #MiTestimonial #CachimbaSinSentido

Sobre la película Boyhood

Cuando vi Boyhood, me dejó esa sensación de la fragmentación del tiempo. Día a día se vive inmerso en un mundo propio que, a la vez transcu...